Coming back to run

Publicado: enero 21, 2010 en varios

Foto: Merak

Mara es de manos frías, yo se lo digo para meterme con ella porque yo también soy de esa cualidad y sé lo que es tocar a alguien con las manos gélidas. Ella susurra con sus manos… en ocasiones. En otras, utiliza mi brazo como remo de una barca, para mi real, para ella posiblemente imaginaria. No pierde ocasión para decir que me relaje, que lo deje muerto, pero a la vez lo estira hasta lograr casi todo el arco. Ya nos queda menos. Es entonces cuando se hace palpable el contraste de la levedad de sus dedos y la fuerza de sus brazos, y es en ese último momento cuando peor lo paso yo, porque es cuando llego al límite del recorrido. Además, Mara, tiene un cierto parecido con mi amiga Katiuska, fisio también… En fin, estoy en sus manos. Ya he salido a entrenar algún día, aunque sé que a Mara esto no le gusta mucho, pero me lo dice poco porque no quiere ser muy paternalista. La verdad es que podía no haberlo hecho, haberlo cambiado por el rodillo o la bici estática, pero aunque no echaba de menos correr, la tentación era muy grande. Las distancias han sido irrelevantes. Los ritmos, de bolero. Las sensaciones de al filo de lo imposible… La sorpresa, comprobar que cuatro meses después de la carrera de los Alpes, la rodilla me sigue tirando, porque esa es la palabra, tirando, a la altura de la rótula. No es dolor como sucedía en las bajadas de la Transalpine, pero sí un recuerdo.

Estoy a punto de terminar el libro de Antonio Vega, y me da pena que llegue ese momento. Me está encantando, no sólo por el sentido de la narración de Juan Bosco, si no también por los descubrimientos que estoy haciendo, porque me he encontrado a una Antonio que desconocía en muchos aspectos, no sé si para bien o para mal, aunaque yo con Antonio jamás podré ser objetivo. Me he encontrado muchas veces muriéndome de la risa con las anécdotas, serio por las situaciones, al borde de las lágrimas con sus recuerdos, sus fotos… pero sobretodo sorprendido con las cosas tan “extrañas” que en algunos momentos le sucedieron.

A la vez, he ido recopilando los materiales para Australia, mi última adquisición, una colchoneta hinchable que me recomendó Emilio y que me vendrá muy bien para esas seis noches durmiendo en el suelo. Según voy haciendo la recopilación, voy anotando los pesos para intentar ajustarlo todo al final. Ya no me queda mucho, al menos lo importante ya lo tengo.

Hace algunos días descubrí a Max Richter. Reconozco que nunca dejarán de sorprenderme esos momentos en los que doy con algo realmente mágico. Es como descubrir que la vida sólo te engaña a medias o cerciorarse de que el tiempo no es más que una ilusión fabricada, un mecanismo ficticio, y tal vez los únicos momentos de la vida son aquellos en los que no somos conscientes de esa mentira. Me costó decidir qué temas poner, porque en los albumes que conseguí hay piezas realmente bellísimas. Espero que sirvan éstas de muestra (Sofa chess. The last day)

Anuncios
comentarios
  1. María Coca dice:

    Preciosas melodías. Buen descubrimiento, amigo.
    Sabes? aparte de un gran deportista eres todo un poeta y un filósofo. Me ha encantado lo que has escrito sobre el tiempo. Tal vez sea así y cuando más felices somos es cuando nos olvidamos de ese “lastre”.

    Besos y fuerzas.

  2. sylvie dice:

    Bueno, veo que ya “casi casi” tienes el movimiento hélice en tu brazo…en nada, el ritmo ese bolero tuyo (que por cierto, es el mejor), pasará a ser ritmo bacalaero!!!
    Vaya par de canciones bonitas!!…sobre todo la 1ª es espectacular (mirando la foto, creía que era una ilusión óptica que se moviera -no llevo puestas las gafas- y al final he visto que no estoy tan loca!!!…
    It was moving!!).

    Y deja de quejarte de la rodilla que total tú en los Alpes fuiste de paseo dominguero!!

    Besitos.

  3. PabloNSN dice:

    Paciencia paciencia, si la de las manos frías te aconseja no forzar, hazle caso; siempre hacer caso a las manos frías.

  4. irishdecai dice:

    Te admiro compañero, eres fuerte de verdad. Tengo ganas de pillar una cogorza de campeonato contigo.

  5. Africa dice:

    Me hace ilusión que vayas recopilado cositas para Australia, porque es un indicador que todo va bien.
    Las manos frías siempre están bien para cuando quieres bajar la fiebre y no tienes antitérmicos.
    Un beso

    .

  6. Commedia dice:

    El que espera, desespera. Cuando estés en Australia corriendo te costará recordarlo y te parecerá que ha pasado mucho tiempo.

    ¡Arriba ese ánimo! …aunque yo me pondría música un poco más “cañera”. ;-)

  7. Cecil dice:

    Ya veo que estas de regreso, así que mientras no corras parado de manos todo ira bien.
    Ya pensaste en un repelente de canguros??? jajaja.

    Besos y abrazos!!!

  8. Maria y Quique dice:

    Sabes que dicen por aquí?Que a manos frías corazones ardientes.
    Esperamos que te recuperes pronto “ollitos” jajaja.
    La musica que has elegido toca la fibra,muy bonita.
    Cuidate mucho.
    Achuchones y besos.

  9. anita dice:

    Hola Migue, me encantó la música!

    besos

  10. Barney dice:

    ¡gracias por la musica! Acabo de reengancharme a tu blog después de mucho tiempo y compruebo con alegria que sigues siendo la misma alma sensible con capacidad de transmitir. Animo con tu proyecto de los kms solidarios… voy al post de arriba a informarme :) Un abrazo

  11. No es mi tipo de música, pero está bien para el espiritu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s