El Soplao al vuelo

Publicado: mayo 24, 2011 en el soplao 2011


foto: pablo bustamante

Marzo: 83km. Abril: 94km. Mayo:88km. Total: 265km en tres meses para hacer esta carrera… es que estas cifras se las tenía prometidas a Julián.

Por la noche, en el lugar donde al día siguiente será la salida, contemplo la cara de Gorriti completamente desencajada, al tiempo que me encuentro con Sami y Lidia, compañeros de fatigas allá por la Transalpine. A medida que Sami, Lidia, Julián y yo hablamos, los colores de la cara y los gestos de Gorriti van cambiando por momentos de caquita blanda a descompuesto total…

Cenamos pasta y mientras llega, Julián y yo nos apretamos unas jarras de cerveza como el jarrón de la entrada de mi casa… hay que hidratarse bien.

6 de la mañana, suena el despertador, parece que va a hacer buen tiempo, al menos no llueve. Antes de la salida nos encontramos con Antonio, Bruno y… perdonad, ya olvidé vuestros nombres.

Tras la traca salimos al trote, y no cochinero precisamente, aunque según Julián, hay que regular, que el año pasado salió a comerse el pasto y terminó pidiendo clemencia en poco más de 7h y cuarto.

En el km 3,5 comienza el baile y atacamos una subida de aproximadamente 4km y un 12% de desnivel… como acabamos de empezar, la cosa va bien, pero llega lo peor, la bajada… en realidad es un bajadón, digno de cualquier etapa de la Transalpine, aunque eso sí, esta bajada era más corta en comparación.

Pasamos Ruente entre la animación de la gente que ha salido a disfrutar este precioso día. El sol aprieta y creemos que vamos a pasar calor.

Entramos en la zona de los puentes, según Julián la más complicada por tratarse de un terreno con raíces, pequeños sube y bajas, algunas piedras y pequeños puentes de madera (15 conté) resbaladiza, pero para mi una de las más bonitas de la carrera. Aquí el calor es menos debido a la vegetación, y es aquí, y debido a ese terreno del que hablaba Julián, me tuerzo por primera y última vez el tobillo de siempre, el izquierdo… al principio me asusto porque como es típico, el pie se me queda adormecido, pero a los pocos metros, todo se pasa y se olvida.

Llegamos a la campa. Ya hace tiempo que estoy viendo los carteles de: “A dos km bocata de jamón”, y creo que por eso aprieto el culo. Allí, justo antes del avituallamiento, nos encontramos con nuestros animadores: Patricia, Teresa, Pablo y Pablo. Llego al avituallamiento, me paro y me meto un bocata de jamón, con pastelito, manzana y Acuarius, Julián me mira y me dice: te lo vas a comer todo??… anda, nos a jodio!!

Llegamos a uno de los tramos más complicados para mi, la subida a la Cotera, que aunque no es muy pronunciada, a mi se me hace muy larga. Aquí nos juntamos con los chicos de las BTT y da gusto ver cómo pasan… yo agonizo. Pero la bajada al avituallamiento me resulta reconstituyente y de una forma inesperada, me recupero.

Del 30 al 35 viene lo más complicado, aunque a mi se me alargó un poco más de l 35. La subida al Toral y al alto de Cos, esta última es corta (unos 400m), bonita y jodida (27% de desnivel), pero yo, lo subo bastante bien. Al llegar arriba, hay mucha niebla y tengo frío, y es otro de los momentos críticos para mi. Aunque el terreno es favorable, hierba y tendidohacia abajo, yo voy muy mal.

Seguimos Julián y yo en comandita. Nos duelen los cuádriceps, los gemelos, los isquios y el paladar…pero ya estamos en el 40. allí afrontamos una bajada vertiginosa, pero de cemento. Yo me he recuperado y me empiezo a encontrar bien. A falta de 3km entramos en la carretera que nos lleva a la meta, a Cabezón de la Sal. Aprieto. Julián me sigue, y tras una subida, en este caso del abductor de Julían a falta de 300m, entramos en meta en 6h36′. Estoy super contento, porque no me esperaba encontrar tan bien, pero sobretodo por la bonita carrera, los preciosos paisajes y la incomparable compañía. Por cierto, no vi a la mujer de Bustamante… otra vez será.

Anuncios
comentarios
  1. Juanma dice:

    Eso no es lo que comías en Australia, aunque lo cierto es que allí no comías nada.
    Me alegro de verte tan bien. A ver si tuviésemos suerte y coincidimos en algún sitio (carrera o no carrera).

    Un abrazo.

  2. Oscar dice:

    ¡ Enhorabuena , D. Miguel ! .

    Yo , que siempre saco enseñanzas de sus crónicas , me quedo con la idea de que ni Gavelas , ni geles … ¡¡¡ Julianes y bocatas de jamón !!! .

    Un abrazo .

  3. Syl dice:

    Vaya fotos sorprendentes…tú bajando por montaña y sonriendo a la vez, con lo caguetas que eres!!!…desde luego que fue un buen momento para inmortalizar!!!…

    Veo que sigues tan patoso con tu tobillo como siempre, que entrenando cuatro ratos vas a las carreras y correteas como si nada…y que el hambre no te la quitan ni las altitudes ni el cansancio!!!

    Felicidades a los dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s