El tiempo es sólo una ilusión.

Publicado: junio 5, 2012 en varios

foto: merak

 

“Cada mañana, en la sabana africana, una gacela se levanta sabiendo que debe ser más rápida que el león más rápido, si no, se convertirá en la comida del león. Cada mañana, en la sabana africana, un león se levanta sabiendo que debe ser más rápido que la gacela más lenta, si no, morirá de hambre. Es igual que seas león o gacela, cuando sale el sol, mejor que empieces a correr.”

 

El tipo empuja la silla con destreza. Años de pasillos le han llevado a dominar cada una de las baldosas. Acomoda al paciente, me mira y me dice:

-Tu corres?

Pienso que me ha visto alto y delgado (como mi madre morenó, saladó), y por eso ha llegado a esa conclusión. Cuál es mi desilusión al comprobar que la sospecha proviene del libro que me estoy leyendo (Nacidos para correr), que él, con ojo avizor, con la experiencia que le han dado largas tardes de miradas a lo largo de todos los extensos pasillos, ha leído de soslayo mientras maniobraba con la silla.

-Sí. -Titubeo.

-Es que te he visto con ese libro. Qué tal está?

-Interesante, me está gustando. Es que hay que estar muy zumbao para hacer lo de estos tíos…

-Yo estoy empezando. Tú qué corres, medias?

-Bueno, sí… y algo más.

-Se te nota, con ese tipín… El que está loco con esto es mi compañero, ese sí que corre. Corre maratones y el tío lo lleva todo apuntado, está muy enganchado.

Se lanza con la silla pasillo arriba. Yo le sigo tipo serie de 200. Aparca al paciente y se va. Mientras espero, veo pasar a su compañero el corremaratones. Me mira, le saludo, me saluda y le suelto:

-Acabo de estar con tu compañero, me ha dicho que corres…

La calva le reluce como un fluorescente recién estrenado. Esta bastante entrado en los cincuenta y su rostro es aguerrido, de surcos prominentes. Se queda pensativo, como pensando cuanto le costarán los 150 gr de jamón si el quilo está a 24€.

-Joder! -termina diciendo-. Joder!… Calla… Calla. Ya decía yo que me sonaba tu cara las veces que te he visto por aquí. Tú corriste Berlín!!! Sí… Tú… Tú… Ni más cojones!!!

Lanza un gesto certero al bolsillo superior de su bata blanca, y con precisión de cirujano, arranca de cuajo como un mago una paloma, una libreta que no duda en pasar rápidamente con los dedos.

-Mira, mira -termina diciendo mientras leo lo que el me indica con la mirada.

Allí pone: Berlín 2006. 2h58’45”

-Casi pasamos la Puerta de Brandeburgo de la mano -le contesto mientras me río.

La conversación que viene después es la típica de dos corredores que se encuentran y han vivido juntos alguna batalla sobre el asfalto, o sobre las rocas de una montaña, o sobre la arena de algún desierto. Termina confesándome que está harto de los tiempos, que el tiempo es una obsesión… Le digo que no, que el tiempo en realidad es sólo una ilusión…

Anuncios
comentarios
  1. Commedia dice:

    Ilusión de las de los magos… un “engaño” para que nos entendamos. Pero la ilusión de verdad es la que mueve montañas y llena conversaciones como la que tuviste con tus compis :)
    Abrazos

  2. Juan Carlos dice:

    Fantastica la lectura de esta entrada. La he leido dos veces. Me ha encantado lo de los 150 de jamón si el kilo es a 24, jajajajaja, es buenísimo. Encontrase con otros heroes que comparten cosas contigo es siempre ilusionante.

  3. Maria dice:

    Aunque sea ironico, tu humor es bueno en estos momentos, no lo pierdas nunca y se convierta en ilusion, una mas. Mejor no. Fantasticas tus palabras, siempre me hacen pensar. y disfrutar
    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s