Archivos para noviembre, 2011

Una vez más la excitación, los nervios. Una vez más un Maratón.

El lunes Joserra me programó un 2×20′ nada de tocarse el bolo, a currar!!. Fue algo similar al 2×6.000 tan famoso, sólo que en el 2×6.000 el primer 6.000 se hace al ritmo que presuntamente correremos el Maratón y el segundo a tope, si la diferencia por kilómetro es inferior a unos 23″ date por jodido porque no podrás mantener el ritmo previsto, pero si es superior a 23″ existe un alto porcentaje de que puedas llegar a meta en el tiempo que pensaste. En el 2×20′ no se busca un tiempo si no una asimilación, así que esas dos series se hacen en progresión, en mi caso empezando en 150 ppm y terminando en 170 ppm.

250 g con plantillas. Si se ponen a volar, yo me bajo…

Boom, boom, bang, bang…

Publicado: noviembre 19, 2011 en entrenamientos

Después de la Behobia, paz, tranquilidad, descanso… ja!!!!! Joserra tenía otros planes para mi… darme caña!!!! Así esta semana hemos juntado Fartlek, series salvajes, ritmos elevados durante más de una hora… en fin, que hoy estoy agotado, pero con las miras ya puestas en Florencia…

“Si no creemos que hemos nacido para correr, no sólo estamos negando la historia, estamos negando lo que somos”. Dr. Bramble

“Los humanos nacen con un sistema de circuitos neurales que hacen que aprender a hablar sea algo tan natural para ellos como aprender a andar, después fue correr, luego soñar…”

B.SS

Publicado: noviembre 14, 2011 en behobia san sebastian 2011, carreras

Se oye que habrá viento, pero al final lo que hace es un calor del copón. Aunque para mi, está bien, lo prefiero. Hemos tenido mucha suerte, hemos conseguido una habitación a cien metros de meta y el último día!!!

Sabía que no podía plantearme esta carrera como la media de Palencia. La B.SS es una carrera completamente distinta, muy exigente y cargada de una emotividad elevada. No puedo hacer una progresión debido a los continuos toboganes, así que creo que lo mejor es salir reservón hasta el 15K. voy con el globo de 1h20′ hasta el 7K pero cuando decide tirar, yo le dejo, no es mi carrera, aunque si me pongo cabezón, lo mismo… pero no, prefiero seguir la estrategia que me he marcado.

Pasando el 8K están los chicos de la furgoneta con la bandera pirata y su música heavy. No se pierden ninguna edición, son ya de la familia, año tras año veo cómo sus hijos van creciendo.

Me encuentro bien y es por ello que me dan ganas de tirar más fuerte, pero no lo hago. Antes de Mira cruz subo el ritmo y ya no lo abandono hasta meta.

Entro en 1h22’14” y para mi eso es una buena noticia.

Gracias a Emilio, Jesús, el otro Jesús y Oscar por vuestra compañía y vuestras risas. Por gente como vosotros es por lo que me hace feliz hacer estas cosas.

“Uno no deja de correr porque se hace viejo. Uno se hace viejo porque deja de correr”  Demonio de Dipsea. (En el libro “Nacidos para correr” de Christopher McDougall)

“El tiempo es la carrera hacia la vejez”

   

Recuerdos de mi adolescencia

Publicado: noviembre 11, 2011 en varios

No fue fácil encontrar un sitio apartado… En Palenzuela las bodegas cobran un valor y un significado importante, distinto a las de grandes producción que existen en otras zonas. Éstas son lugar de encuentro para compartir todo eso que la vida nos va dejando… pero cuando tienes trece años, son la única diversión, esa, y el río, pero a éste no nos dejaban ir por su peligro.

Fue difícil, pero lo conseguimos. Encontrar una bodega, fuera del pueblo y derruida donde ir con las chicas… Allí había más tropezones y torceduras de tobillo que otra cosa, tan a oscuras queríamos estar… Eso sí, la música no podía faltar.

Hoy día sigue existiendo. Jamás se lo dijimos a nadie para preservar aquella intimidad, como si quisiéramos que nadie la rompiera por el resto de los días. Como si pensásemos que dentro de cinco mil años alguien lo descubriría tipo ruina arqueológica y haría un estudio exhaustivo de aquella época, aquellos años  que nos marcaron de una forma muy especial, donde éramos amigos y cómplices, y espeleólogos de sentimientos.

Hoy día sigue existiendo, y allí, los nombres, nuestros nombres, y corazones, y flechas sobre la pared caliza.

Hoy día sigue existiendo la música, el aprendizaje… y los recuerdos.